El desván del Coleccionista - Tebeos, comics, discos de vinilo, Cd's, Dvd's, Erótica, libros, etc...



Ambrós
Miguel Ambrosio Zaragoza



Miguel Ambrosio Zaragoza, nace el 31 de agosto de 1913, en Albuixech (Valencia).
Como él mismo decía: "nací con la vocación de dibujante, pues ya dibujaba antes de andar o aprender a hablar".
Sus padres le matricularon en la academia de San Carlos de Valencia, y recorría diariamente 26 kms para aprender a dibujar. Uno de los profesores le vaticinó que "nunca sería nada en el dibujo". Afortunadamente se equivocó.

MTScan

Alentado por sus padres, por aquello de tener un trabajo fijo para toda la vida. termina Magisterio, y durante un breve periodo de tiempo, ejerció como tal, pero el inicio de la guerra civil truncó su trayectoria en éste terreno, alistándose en el bando republicano.

En 1939, y ya terminada la guerra, debido a sus antecedentes políticos, decide renunciar a su carrera docente y volver a su pueblo a ayudar a sus padres en las labores del campo.

En 1944, llegan a sus manos varios cuadernos de El guerrero del antifaz, y decide dibujar un cuaderno entero, y con todas las ilusiones del principiante, se presenta al Sr. Puerto de editorial Valenciana.

Este le encarga hacer algunas páginas cómicas, y tras ahorrar unas pocas pesetas se dirige en 1946 a Barcelona.

Su primer contacto lo hace con la Hispanoamericana de Ediciones, y le dicen que se dedique a otra cosa.

Posteriormente le indican que pruebe en una pequeña editorial "Bergis Mundial", para la que confeccionaría cuatro cuadernos de la colección "Dos yanquis en Africa".


00
Luis D'oc, director de editorial Gerpla, le da las direcciones de dos editoriales que están empezando (Toray y Grafidea) que están buscando dibujantes.

En Toray se entrevista con el Sr. Ayné que le encarga algunas páginas para la revista Chispa, pero su verdadera oportunidad vino de la mano de Editorial Grafidea.

Federico Amorós, por cierto, uno de los mas grandes guionistas que ha dado éste país al que habrá que hacer un homenaje un día de éstos, había creado un personaje inspirado en el personaje de El Zorro, inmortalizado en la pantalla por el actor Tyrone Power, y estaban buscando al dibujante que le diera vida.

Así nació en 1947 El Caballero Fantasma, que coincidía en el título con otro personaje publicado por Editorial Saturno y dibujado por Sangar.





















Ambrós entrega su primer cuaderno, pensando que no le van a pedir otro, y sorprendentemente se agota. Tras la entrega de varios cuadernos y viendo que la aceptación es popular, Editorial Saturno presenta una demanda, lo que obliga al guionista a "matar" al protagonista y convirtiendo a su pupilo en el Jinete Fantasma. Contrariamente a lo que se pensaba el nuevo giro en la historia hace que se incrementen las ventas llegando a tener esta colección una de las mejores tiradas de la época. Se publican 164 cuadernos de 21 x 32 cms.

En 1951, acaban las aventuras del Jinete Fantasma, siendo reemplazadas por las de su hijo, tal y como constaba en el primer número de Chispita, y guionizados por Amorós.

Chispita 1ª aventura, 1951, 24 nums de 22 x 31 cms,


Chispita 2ª aventura, 1952, 24 nums de 22 x 31 cms,


Chispita 3ª aventura, 1952, 24 nums de 22 x 31 cms,


Chispita 4ª aventura, 1953, 48 nums de 22 x 31 cms,


Chispita 5ª aventura, 1954, 24 nums de 22 x 31 cms,


Chispita 6ª aventura, 1955, 24 nums de 22 x 31 cms,

A éstas aventuras siguieron cuatro más, pero ésta vez dibujadas por Biosca.

Seguidamente ficharía por Bruguera, donde comenzaría a dibujar el suplemento de aventuras para Pulgarcito, con la serie La nave del tiempo, de la que publicaría 10 cuadernos en formato 27 x 9 cms.


En 1955, colabora con otros dibujantes en la Colección Bisonte gráfico, en la que publicaría dos cuadernos.


Bruguera, 1955, 24 nums de 17 x 24 cms.

Este mismo año publica varias historias en la colecciones de Novelas Bisonte Extra Ilustrada y Búfalo Extra Ilustrada

En 1956 publica para la Colección Historias Los tres mosqueteros y Las aventuras de Dick Turpin.





















<< Reedición de Tarzán publicada en la Colección Héroes en 1964.


Portada de Ambrós para una reedición que regaló El Boletín a sus socios.

En 1956 se inicia la publicación del personaje de más arraigo popular en toda la historia del tebeo en España, El Capitán Trueno, formando tándem con Víctor Mora, que firmaba como Víctor Alcázar, dibujando los numeros 1 al 35 y el 37.
En colaboración con Beaumont el 36, 38 al 45, 47 al 168, y del 173 al 175.


Ed. Bruguera 1956, 618 nums de 17 x 24 cms.



En la revista Pulgarcito ocupó la doble página central desde el nº 1317 al 1336, en formato historiascopio, compartiendolas con el Inspector Dan de Eugenio Giner y El Capitán Vendaval de Tony Bernal.


Ocupando el total de la doble página central dibuja siete aventuras desde el nº 1387 al 1487, pero el Capitán Trueno siguió apareciendo en Pulgarcito de la mano de Beaumont, Tinoco, etc...
En 1963 dibuja para Inglaterra la aventura titulada Billy the
                                                             kid.





En 1964 en la revista El Capitán Trueno Extra, publicó los números 244, 245, 249, 250, 254, 255 y 256.




Alguna participación en los nums 364 y 365, además el Almanaque para 1965, y las portadas para El Capitán Trueno Gigante 1 al 14, 17 y 18.






Este mismo año publica un libro de la colección Héroes dedicado a Tarzán, otros dos dedicados a Rin tin tin, y otro dedicado al Capitán Trueno para la misma colección, titulado La isla de Rapa Nui.

En 1965 en la revista Din Dan se publican varias páginas de la serie 4 camaradas, titulada El tesoro de Manco Capac.

En 1965, dentro de la colección Historias se publica Juan XXIII, el Papa del concilio.

Este mismo año empieza a publicar para editorial Valenciana una series de aventuras cortas dentro de la Colección Roberto Alcázar y Pedrín Extra, hasta 1971.

Fueron reeditadas posteriormente por la misma editorial en la colección Super 3, formando tándem con Chiqui de la Fuente, y en otras colecciones como Jaimito, Selecciones de Jaimito, Western, Toby, Purk (Almanaque 1976).

En 1968, y en la revista Jaimito de editorial Valenciana, publica la serie Héroes del deporte, con guión de Pedro Quesada, y posteriormente la serie Los Colonos con guión de Federico Amorós, que fueron publicados en extras y almanaques de Jaimito.


Reedición de Ed. Valenciana de Héroes del deporte.

En 1970, como complemento estelar de la revista Mortadelo aparece un personaje cautivador. "El Corsario de Hierro", que seguía la pauta de otros clásicos de Victor Mora. El héroe, el forzudo y el cómico, con la particularidad de que no tenía novia "oficial", y cada pocos cuadernos causaba estragos entre las féminas sin decidirse por ninguna.














En 1971, Bruguera comienza a publicar la colección El corsario de hierro, dentro de la serie Grandes Aventuras Juveniles, de la que se publicaron 22 nums. En 1977 se reeditan las mismas aventuras, pero esta vez llegan a publicarse 52 nums y lo mismo sucede en 1980, llegando a los 58 nums, con guión de Víctor Mora.


Nº publicado por Bruguera y que no se ha vuelto a reeditar.

En 1982, Joseph Toutain, en la Historia de los comics, publica la aventura del Capitán Trueno titulada El adivino de los ojos muertos, que levantó algunas ampollas en media España, y de la que se hicieron eco algunos periodicos nacionales y locales.

Significativo fué un artículo publicado en Diario de Avisos titulado "Capitán Trueno, ¡Quien te ha visto y quien te vé!.


Imágen correspondiente a la aventura de Toutain.

Posteriormente Ediciones B, en 1987 publica 58 nums en la mejor edición de El Corsario de Hierro hasta la fecha, donde se puede observar con toda nitidez la fuerza del dibujo de Ambrós. En ésta colección es interesante observar al personaje Colibrí, el más emblemático de la trayectoria profesional de Ambrós.


La encantadora Colibrí y El Corsario.


















Extras de El boletín dedicados a la obra y memoria de Ambrós.

Como a todos los historietistas de éste país, también a Ambrós la censura mutiló la mayoría de sus obras, haciendo a veces verdaderos estragos en las mismas.

Ambrós decidió dar una lección a todos esos señores de tan extraña moral con el siguiente dibujo.



El 30 de septiembre de 1992, tras haber sufrido varios amagos de infarto y tras una larga enfermedad, a sus 79 años, un ataque cerebral acaba con su vida. Ambrós abandona éste mundo, donde dejó una legión de admiradores de su persona y obra.

Espero que desde donde estés nos ayudes a ser nobles y leales como el Capitán Trueno, todos los días de nuestras vidas.

Un abrazo, Maestro.
                                              José Gregorio Jiménez.



© Copyright de ésta página José Gregorio Jiménez - 22/02/2001
© Copyright de la obra - Miguel Ambrosio Zaragoza